La explosión del arte urbano de Colombia pasa de las calles al papel

Libertad, color, diversidad y abundancia. Esas son las características principales del arte urbano de Colombia que, por primera vez, ha dejado las paredes de la ciudades y se ha reunido en el libro “Que no falte la calle”, una publicación que recoge obras de más de 150 artistas y que muestra el efervescente momento que vive el grafiti en este país suramericano.

“Hay una gran cantidad de artistas de gran calidad. Hemos recopilado 150 en esta enciclopedia pero hay muchos más. Todos ellos consideran que el grafiti es una forma de expresión y de vida”, declara Andrés Quintero, creador del proyecto Bogotart, colectivo que está detrás de esta iniciativa.

Según sus promotores, el voluminoso libro rescata lo mejor del arte urbano realizado por grafiteros colombianos en los últimos 15 años en las calles del país y del mundo y cuenta, además, con reflexiones de exponentes de la escena como son DjLu, Zokos, Guache. Wosnan y Yurika, entre otros. Seguir leyendo